Profesores de Instituto de Enseñanza Secundaria Asociados

Equipo de trabajo (Reducidos)

LIBERADOS, TRANSPARENCIA Y DINERO PÚBLICO

Los sindicatos deberían sostenerse con las cuotas de sus afiliados, para que respondieran ante ellos y no ante la Administración, que es la que los financia.

Las subvenciones a los sindicatos son cuantiosísimas: todas las administraciones les dan dinero por muy diversos conceptos, con escasa transparencia y difuso control.

A diferencia de la mayoría de los sindicatos, [Piensa] renuncia expresamente a las subvenciones. Nos mantenemos exclusivamente de las cuotas y de las aportaciones voluntarias de nuestros asociados y simpatizantes.
Nos preciamos de no tener liberados, que en Andalucía los hay a miles. Aquí sí se puede recortar, y mucho. En [Piensa] —de manera transitoria, porque nuestra supervivencia depende de ello— solo aceptamos reducciones parciales de horario.

Estamos obligados a responder ante los profesores de nuestras horas de reducción. En la tabla siguiente se especifican las reducciones de que disponemos. Ese tiempo (y sin duda mucho más) se usará para visitar institutos, hacer funciones de asesoría laboral y otras gestiones burocráticas, siempre sin perder el contacto con la enseñanza, porque seguimos siendo profesores y manchándonos de tiza.

Los sindicatos mayoritarios no exponen las listas de sus liberados. Muchos minoritarios tampoco. Tenemos el derecho a conocer sus nombres, sus centros de referencia y en qué ocupan sus horas de “trabajo”. Hemos de saberlo todos: no solo la Junta o las cúpulas sindicales.
Somos partidarios de que no haya sindicalistas liberados y, si los hay, deben pagarlos los afiliados. Nosotros contamos con una muy exigua parte de las horas que los mayoritarios tienen para regalar. Además, la Administración favorece las liberaciones totales, premiando con un 10% más de horas de reducción a quienes aceptan las liberaciones totales.

Los “reducidos”, que no liberados, de [Piensa] aquí están…

 tabla_reducidos_2017-03